Las fábulas son composiciones literarias breves en las que los personajes casi siempre son animales u objetos, que presentan características humanas como el habla, el movimiento, etc. Estas historias finalizan con una enseñanza o moraleja, que suele aparecer al final del texto.
La palabra fábula procede del latín. Decir fábulas es fabular (verbo fabulare en latín) y de ahí viene el verbo actual hablar. Podríamos decir que fábula = hablada o habladuría.
Teniendo en cuenta de que las fábulas se encuentran orientadas a la enseñanza de niños pequeños, resulta indispensable que se trate una historia breve con personajes que capten su atención y la mantengan durante algunos momentos.
A partir de las fábulas no sólo se fomentan los valores en los niñ@s, sino que se permite también el desarrollo de aspectos tan importantes como la imaginación y de habilidades relacionadas con la creatividad, la expresión, la reflexión y la comunicación, entre otras. Además, las fábulas se presentan como una buena excusa para comenzar a fomentar la lectura y todos los aspectos de la literatura desde edades bastante tempranas, haciendo uso de sus atractivos personajes y sus llamativos contextos e historias, mostrando la lectura no sólo como una fuente de conocimiento, sino también como una fuente de placer
"Leyendo fábulas"
"Leyendo fábulas"